Los enemigos de tus toldos en otoño

La lluvia, la caída de las hojas, el viento y el frío son cuatro aspectos característicos de una estación del año: el otoño. Y este trae consigo muchos de los enemigos que los toldos pueden tener, contra los que debemos proteger nuestros toldos para conseguir que se mantengan perfectos a la llegada del siguiente verano. Hoy os hablamos de los principales enemigos de otoño de los toldos que debemos tener en cuenta.

  • Las hojas y las ramas: Como todos sabemos, los árboles de hoja caduca renuevan su follaje durante esta estación, haciendo que las hojas antiguas se caigan. Estas hojas pueden depositarse en nuestro toldo provocando suciedad y bacterias. Al igual que con las hojas, algunas ramas también tienden a desprenderse de los árboles en otoño, en gran parte a consecuencia de la lluvia y el viento. Estas ramas pueden llegar a rajar la lona y a doblar los herrajes.
  • La lluvia: Las precipitaciones son de lo más frecuente en otoño, por ello, es importante mantener nuestro toldo recogido para que no se formen charcos en la tela que afecten a la lona o a los herrajes.
  • El viento: El movimiento del aire, que va a grandes velocidades en momentos de temporal, puede mover muchos elementos del ambiente que lleguen a dañar el toldo, provocando daños en la lona y en los herrajes.

¿Cómo limpiar el herraje de un toldo?

Para que algo permanezca en buen estado después del paso de los años es importante cuidarlo y mantenerlo en las condiciones adecuadas. Con los toldos hay que llevar a cabo un mantenimiento tanto de la parte de la lona como de la estructura, del herraje, y es de eso de lo que os vamos a hablar hoy.

El coloquialmente llamado «esqueleto» del toldo debe ser limpiado de forma periódica para conseguir que nuestro toldo se mantenga siempre en las mejores condiciones.

Aunque, comparados con la lona, los herrajes sean la parte de los toldos más resistentes también son delicados. Debemos evitar el uso de objetos como cepillos porque pueden arañarlos, quitarles la pintura y oxidarlos, entre otras cosas.

Para limpiarlos es recomendable utilizar un trapo mojado con agua y jabón, con el que quitaremos la suciedad sin dificultad. La forma de limpiar los herrajes es muy sencilla. Extenderemos el trapo sobre la palma de la mano y frotaremos el herraje con fuerza con la misma mano. Si hay zonas de la estructura que están oxidadas, es necesario utilizar algún producto especial que sirva para eliminar el óxido.

Toldos para diseñar tu terraza ideal

Cuáles son las mejores opciones a instalar en la misma. Las pérgolas y los toldos serán imprescindibles para conseguir un espacio íntimo y resguardado tanto del sol como de las inclemencias del tiempo. En otro post ya os hablamos de algunos de los mejores toldos para patios o terrazas, hoy queremos daros algunas ideas más.

Los mejores toldos para tu patio o terraza

¿Tienes un patio, una terraza u otro espacio donde poder crear una zona más en la que estar en tu casa? Una gran opción para acondicionar mejor ese lugar, tanto para el frío como para el calor, son los toldos. Os damos algunas ideas para que tu nueva zona en la que descansar y socializar quede genial.

Los toldos más usados hoy en día son los plegables y los de brazos extensibles, tanto manuales como motorizados.

Toldos de brazos extensibles

Consiste en una lona sujeta gracias a dos brazos extensibles situados en los extremos de la misma. Estos brazos deben ir anclados en una fachada. Es un modelo muy práctico a la hora de abrirlo y de recogerlo. Algunos de ellos vienen con una caja adosada a la pared que sirve para guardar la lona y, de esta manera, protegerla de las inclemencias meteorológicas.

Toldos plegables

Este modelo de toldo puede instalarse de muy diferentes maneras, sin embargo una de las más comunes es hacerlo con una estructura de tipo pérgola. Esta estructura puede ser tanto independiente de la fachada como estar supeditada a ella.